Recetas para preparar gofres en casa

preparar gofres en casa

Los postres son platos excelentes que se pueden disfrutar después de un gran almuerzo o cena, ya que sirve para llenar cualquier vacío que tengamos en el estómago.

¿Por qué comer gofres?

Una de sus grandes ventajas es que puede ser ofrecido para esos momentos en que tenemos una grata visita en casa o en la oficina, con lo cual la haremos sentir mucho más a gusto.

De los más famosos en la actualidad son los gofres, conocido también como waffles en los países anglosajones. Presta mucha atención a nuestro artículo de hoy ya que te hablaremos todo acerca de las mejores recetas para preparar unos buenos gofres.

¿De dónde provienen los gofres?

Según la historia los gofres, también denominados waffles como lo mencionamos en la introducción, fueron creados en Bélgica hace muchos años con el fin de darle un entremés a todos los visitantes de los hogares.

Sin embargo y con el paso del tiempo este plato se fue popularizando por todo el país hasta traspasar sus fronteras. Hoy en día podemos decir que es uno de los postres más famosos de todo el mundo. Cualquier país que visites podrás encontrar cualquier establecimiento donde vendan gofres.

De hecho, tanto es su potencial que muchos negocios se han especializado en este producto, como por ejemplo varias cadenas de franquicia.

A pesar de todo esto existe una historia mucho más dilatada. Según grandes historiadores, la iglesia llegó a utilizar obleas como hostias en el momento de la comunión, esto aproximadamente en la edad media.

Estos postres llegaron a ser uno de los pocos platos que eran permitidos durante el respectivo ayuno católico.

Fue después que las panaderías y otros negocios empezaron a realizar gofres mucho más grandes y con distintos detalles para llamar la atención del público. Con ese formato se utilizaban especialmente en las celebraciones de los reyes.

gofres con mantequilla

¿Cómo es un gofre?

Podemos decir que se trata de una torta muy crujiente en el exterior y su característica principal es que para cocinarse se necesitan planchas calientes, de hecho toda su forma viene de estos equipos que vienen en modo cuadrícula.

A pesar de haber surgido en Bélgica, cada región ha adoptado un gofre propio, agregándole sus propios ingredientes y pasos a seguir.

¿Cómo se prepara un gofre?

Hoy venimos a contarte la receta más común para realizarlos, es decir, aquellos que encontrarás en cualquier restaurant de comida rápida. Hay una serie de pasos que debemos seguir de manera estricta para que salga de forma exitosa, así que necesitaremos:

  • 90 ml de leche entera.
  • 2 huevos.
  • Pizca de sal.
  • 130 gramos de mantequilla. Debe estar en temperatura ambiente.
  • 150 gramos de azúcar.
  • 250 gramos de harina de fuerza.

Pasos a seguir:

Primero que todo es importante calentar un poco la leche para que se vaya preparando para los siguientes pasos y posteriormente disolvemos la levadura fresca. Ten en cuenta que si está demasiado caliente podríamos matar el segundo ingrediente, con lo cual calienta la leche a una temperatura considerable.

Ahora es necesario que consigas un bol grande porque allí es donde añadiremos la harina y la sal. Procede a mezclar ambos elementos y harás un pequeño hueco en el medio donde irá la levadura, leche y los huevos.

Busca un buen tenedor para ir mezclando todos los ingredientes hasta formar una masa homogénea.

Posteriormente es necesario dejarla reposar por al menos unos 30 minutos, incluso un poco más. Te recomendamos que coloques un papel transparente para observar su estado en todo momento. Déjala en un lugar cálido, posiblemente al lado del horno.

Después de este tiempo de descanso puedes agregar la mantequilla en pequeños trocitos y vuelves a mezclar hasta que se forme una nueva masa. El azúcar perlado también lo añades en este momento y vuelves a mezclar hasta que todo esté homogéneo.

Bien, ya tenemos toda nuestra masa pero aún no está lista. Ahora se debe untar la mantequilla en un envase y calentarla. Cuando tenga la temperatura ideal debes añadir un poco de la masa en cada uno de los huecos que tiene este pequeño electrodoméstico.

Vuelves a calentar durante 7 minutos aproximadamente. Para que tengas una medida de las porciones, su tamaño deberá ser de dos cucharadas. ¡Listo!. Has preparado unos deliciosos gofres para tu casa u oficina. Lo ideal es degustarlos recién hechos para que disfrutes de todos sus ingredientes.

Te servirá tanto para el desayuno como para una buena merienda acompañado de tus amigos y familiares.

Tipos de gofres

En estos momentos podemos distinguir tres gofres distintos:

  • Americanos: Estos utilizan polvo de hornear para llevarlos a cabo.
  • Belgas: Los gofres belgas utilizan levadura para su crecimiento. Por esta razón es que se le debe su crecimiento.
  • De Lieja: Es considerado como el original, el más antiguo de todos y es más pequeño que el belga, además de que cuenta con bordes irregulares.

La verdad es que realizar unos gofres de calidad es más sencillo de lo que parece. Solo debes tener muy presente cada paso que hay que dar, así como poseer todos los ingredientes que requiere la receta.

Con este artículo estarás listo para sorprender a tus amigos con este delicioso postre.