¿Por qué las personas exitosas madrugan? Descubre sus secretos

Madrugar es sinónimo de éxito

Una de las cualidades que comparten las personas exitosas es que madrugan todos los días. Una práctica que siguen fielmente porque se trata de un hábito que aporta muchos beneficios positivos.

Los motivos por los cuales madrugan las personas exitosas

Madrugar es una práctica que personas exitosas siguen todos los días. Entre los principales motivos por los cuales siguen este hábito, se encuentran los siguientes.

Favorece el desempeño académico

Según un estudio realizado por la Universidad de Texas en 2008, se encontró una posible relación entre madrugar y el desempeño académico en los estudiantes universitarios.

El madrugar favorece el rendimiento academico

Los resultados de la investigación indican que los estudiantes que se consideran «madrugadores» tienen más probabilidades de obtener calificaciones más altas en pruebas de rendimiento académico que aquellos que duermen hasta tarde.

En concreto, los estudiantes que se levantan temprano lograron un puntaje promedio de 3.5 en comparación con los que se levantaban tarde y obtuvieron una puntuación de 2.5.

Estos hallazgos sugieren que el hábito de levantarse temprano puede ser beneficioso para el rendimiento académico de los estudiantes universitarios.

Son más proactivos

Un estudio realizado por Christopher Randler, biólogo de la Universidad de Harvard, revela que las personas que madrugan tienen mayor propensión a establecer metas a largo plazo y planificar su consecución.

Según el investigador, las personas que tienen este hábito suelen ser más organizadas y disciplinadas, lo que les ayuda a enfocarse en sus objetivos con mayor eficacia.

En definitiva, levantarse temprano puede ser una buena estrategia para mejorar la productividad y alcanzar nuestras metas de manera más efectiva.

Más eficiente al prevenir problemas

De acuerdo a investigaciones, se encontró que las personas que tienen el hábito de madrugar suelen ser más efectivas al momento de anticipar y reducir el impacto negativo de los problemas.

Esta habilidad, por ejemplo, puede ser muy valiosa para los grandes empresarios, quienes prefieren comenzar sus días antes del amanecer. Según los resultados de la investigación, levantarse temprano puede ser beneficioso para aquellas personas que buscan ser más exitosas y productivas en su día a día.

Mejores al planificar su día

Estudios recientes sugieren que las personas que se levantan temprano se benefician de un momento de tranquilidad matutina antes de comenzar su jornada laboral.

Esta «quietud matutina» les proporciona un período de paz y ausencia de distracciones, lo que les permite planificar, organizar y revisar tareas pendientes de manera más eficiente.

Además, este tiempo dedicado a la reflexión les ayuda a mejorar su productividad en el trabajo y a sentirse menos estresados durante el día. Si buscas mejorar tu rendimiento laboral y reducir el estrés, considera la posibilidad de comenzar tu día temprano.

Personas más positivas

De acuerdo con diversas investigaciones, las personas que tienen el hábito de madrugar tienden a ser más positivas, sociables y conscientes en comparación con aquellas que prefieren trasnochar.

Por otro lado, las personas nocturnas tienen una tendencia a ser más creativas e inteligentes, pero también pueden presentar un mayor riesgo de desarrollar trastornos como la depresión y tener una actitud pesimista.

Por tanto es fundamental encontrar un equilibrio que se adapte a tu estilo de vida y necesidades, para alcanzar un bienestar óptimo en nuestra vida diaria.

¿Qué hacen las personas madrugadoras?

Las personas exitosas suelen seguir ciertas rutinas que les permiten mantener una mentalidad enfocada en sus objetivos y tener éxito en sus proyectos.

Uno de estos hábitos es hacer ejercicio por la mañana, ya que esto les ayuda a desarrollar la disciplina y la constancia necesarias para alcanzar sus metas.

Además, el ejercicio matutino prepara tanto al cuerpo como a la mente para enfrentar una jornada exigente y genera una sensación de logro que los impulsa a rendir al máximo durante todo el día.

Otra rutina de las personas exitosas es planificar su día en la mañana. Esto les permite diseñar un plan de acción efectivo para realizar sus tareas del día y priorizar correctamente las actividades para ejecutarlas de manera ordenada y eficiente.

Estas personas también abordan primero las tareas más difíciles, lo que les permite vencer la procrastinación y sentir una sensación de poder y satisfacción al lograr sus objetivos.

Por último, las personas de éxito tienen una mentalidad optimista y se visualizan a sí mismas como triunfadoras. Esta actitud les permite enfrentar los retos de manera determinada y exitosa para alcanzar sus metas.

Consejos para empezar a madrugada

Si quieres mejorar la calidad de tu sueño y despertarte con energía para afrontar el día, hay algunas prácticas que puedes seguir. Una de ellas es evitar el botón de «posponer alarma» en tu despertador.

En su lugar, es mejor programar dos alarmas: una para sonar 90 minutos antes de la hora en que necesitas levantarte y otra para la hora final. De esta forma, podrás completar un ciclo completo de sueño y evitarás los efectos negativos del sueño interrumpido.

Otro hábito importante para mejorar el despertar es intentar levantarse todos los días a la misma hora, incluyendo los fines de semana.

Esto ayuda a que tu ritmo circadiano, el proceso biológico que regula el sueño y el despertar, funcione de manera más efectiva. Además, es importante levantarse de la cama en cuanto suene la alarma para enviar una señal clara a tu cerebro de que el día comenzó.

Despiértate pronto

En cuanto a la hidratación, tomar un gran vaso de agua con limón al despertar puede ayudar a combatir la fatiga, un síntoma común de deshidratación. También es importante mantenerse bien hidratado durante todo el día.

La luz es un factor clave en la regulación del ritmo circadiano. Por lo tanto, aquellos que deseen despertarse temprano y con energía deberían optar por dormir en habitaciones donde la luz entre poco a poco en la madrugada.

Además, poner el cuerpo en movimiento al despertar, regalándote unos minutos para estirar el cuerpo o hacer yoga, te ayudará a liberar endorfinas y sentirte con más energía para comenzar el día.